Los daños causados por la guerra contra las drogas ya no pueden ignorarse. Es hora de dejar atrás las políticas dañinas, las ideologías y los prejuicios. Es hora de priorizar la salud y el bienestar de las poblaciones afectadas, sus familias y sus comunidades.

giphy-2

Apoye. No Castigue es una campaña mundial que promueve políticas de drogas que prioricen la salud pública y los derechos humanos. La campaña busca promover una reforma de las políticas sobre drogas, así como cambiar las leyes y las políticas que impiden el acceso a las intervenciones de reducción de daños.

La campaña Apoye. No Castigue se alinea con los siguientes mensajes claves:

  • El sistema de fiscalización de drogas ha fracasado y necesita una reforma
  • Las personas que usan drogas deberían dejar de ser criminalizadas
  • Las personas involucradas en los eslabones más bajos del tráfico de drogas, especialmente las que participan por razones de subsistencia o de coerción, no deben enfrentar castigos severos o desproporcionados.
  • La pena de muerte no debería ser impuesta por delitos de drogas.
  • Las políticas de drogas en la próxima década deberían centrarse en la salud y la reducción de daños
  • Para el 2020, el 10 por ciento de los recursos globales invertidos en las políticas sobre drogas deberían ser invertidos en la salud pública y la reducción de daños.

giphy

La campaña Apoye. No Castigue fue originalmente concebida como parte del proyecto deAcción Comunitaria por la Reducción de daños (CAHR).